Jacobo Cortines

Magister Vitae
“Hasta el final de su larga y pletórica vida Alberto Zedda estuvo entregado a su gran pasión: la Música, y a la ingente labor de rescatar del olvido la monumental Obra de Rossini, reducida a un par de títulos cómicos. Pero desde que a mediado de los años 50 revisara a fondo el manuscrito autógrafo del Barbiere di Siviglia, devolviéndole toda su pureza y refinamiento, las investigaciones del Maestro sobre las diversas óperas rossinianas, en especial las serias, no dejaron de sorprender al mundo de la moderna filología musical.
Gracias a sus logros, Rossini pasaba a ser uno de los compositores más complejos y geniales de toda la historia de la Ópera.
Director Artístico del Rossini Opera Festival desde su fundación en 1980, congregó en torno a su persona a numerosos artistas que le admiraban, y a incontables amigos que sentían por él verdadera veneración, tanto por su inteligencia, como por su generosidad, simpatía y humor.
El Maestro era un pozo de sabiduría, y no sólo musical, un verdadero Maestro de la vida en su dimensión más noble por ética y estética. Mucho es lo que le debemos muchos. Gracias, Alberto, por tu ejemplo y tu enseñanza. Desde la otra orilla seguirás siendo siempre el mismo sabio guía.” Jacobo Cortines